24 HORAS; 11 HOMICIDIOS

Por Vicente Calderón
Tijuana, 22 de enero de 2010

Autoridades policiacas, confirmaron varios crimenes ocurridos la noche del jueves, donde 6 personas perdieron la vida en un lapso de poco más de dos horas.

En general, la del jueves fue una jornada sumamente violenta, pues desde la madrugada se incrementó el trabajo de los investigadores de homicidios, que tuvieron que recorrer la ciudad de un lado a otro para dar fé de los cadáveres en una serie de ataques,la mayoría con armas de fuego.

Resalta el asesinato de un abogado laborista que fue hallado sin vida en su casa en la delegación de la presa.

A las 00:15 horas se recibió llamada telefónica que informaba que en la calle Melchor Ocampo número 75 del Poblado de La Presa, se encontraba una persona sin vida.

En un boletín, la Procuraduría de justicia informó que el abogado David Cárdenas Castro de 58 años de edad, estaba atado «con cinta adhesiva color gris de manos y pies por la espalda, además presentaba quemaduras en partes del cuerpo, ya que al parecer intentaron quemar el inmueble».

La oportuna intervención de bomberos apagó el incendio.

Cástro era un conocido litigante que tenía una amplia trayectoria en el area empresarial, precisamente por sus conocimientos de las leyes laborales, según reltan algunos de sus conocidos.

«Como huellas de violencia presentaba quemaduras parciales en piernas y brazos, herida punzo cortante en tetilla derecha, pecho y abdomen, además de heridas contusa en cabeza, así como heridas cortante del lado derecho de la cabeza.» consigna el comunicado oficial de la Procuraduría.

El jueves también en la madrugada, los autoridades atendieron el reporte que informan haber recibido a las 2.30, de que en un camino vecinal del Puente La Gloria, en la Colonia Santa Fe, estaba una persona decapitada.

El cuerpo de la victima estaba atado de pies y manos, por la espalda. A un metro, aproximadamente hallaron la cabeza. Sobre el tórax le dejaron uno de los llamados narcomensajes.

«La media filiación corresponde a una persona del sexo masculino de una edad aproximad de entre 25 a 30 años, tez moreno, complexión delgada y una estatura aproximada de 1.65 metros. Como señas particulares presentaba un tatuaje en pectoral izquierdo con la leyenda “Cindy My Love”; vestía tenis blancos, chamarra negra, sudadera de gorro gris y pants azul.» dice el informe oficial.

Eran evidentes heridas de arma blanca en pecho y una lesion en el parietal derecho

Más tarde el equipo de periciales, y el servicio médico forense tuvo que acudir a la avenida México, del Fraccionamiento Panamericano, pues a las 7.50 de la mañana reportaron a otra persona muerta.

No fue identificada, pero se le describió como un hombre de aproximadamente 45 a 50 años, que como huellas de violencia presentaba una herida punzo cortante irregular en el pecho.

A pesar de la tormenta los asesinos siguieron haciendo de las suyas. Eran las 2 de la tarde cuando las autoridades registraban otra notificación mortal. Fueron a la calle Luis G. Urbina, del fraccionamiento Otay Módulos primera sección, donde antes habían llegado los sicarios. Media hora antes ya había respondido la policía municipal precisaron en el parte policiaco que la victima quedó en la esquina de G. Urbina y Rosario Castellanos, e identificaron el área como Col. Nueva Tijuana.

Junto al cadáver que encontraron tendido boca arriba, los municipales contabilizaron 13 casquillos.

Ahí quedó el varón, del cual los investigadores no pudieron obtener su nombre y que como huellas de violencia presentaba múltiples heridas producidas por arma de fuego en el pecho, el tórax y el cuello.

«Era una persona de complexión mediana y su edad oscilaba entre los 30 y los 35 años; en el lugar de los hechos, la Dirección de Servicios Periciales recolectó 12 casquillos calibre .9 milímetros.» dice la «tarjeta informativa» que distribuye la Procuraduría a los medios de comunicación.

Pero el lapso más violento fue a partir de las 8 de la noche, pues sobre la calle 16 y León en la Col. El Pípila, estaban dos hombres asesinados a balazos. Un testigo relató a los agentes, según informaron, que 4 sujetos llegaron en un taxi, y dispararon matando a David Matías Quirarte que tenía 48 años. Huyeron en un el vehículo Ford Focus y dejando 9 casquillos percutidos, calibre 9 mm.

Casi a la misma hora, les notificaron que una persona había muerto en el hospital de la Cruz Roja. Era Lauro Bravo Rosas y tenía varias lesioens por arma de fuego en el abdómen, en el muslo y en la espalda.

La bitacora de la benemérita institución indica que fueron sus parientes quienes lo trasladaron al hospital, después de que fuera baleado frente a su casa, en la calle Piña # 42 de la colonia Felipa Velázquez.

Una hora y 20 minutos después, alguien avisó a la central de radio de la policía que había otros tres muertos, también en la delegación de la Presa.

Ahora tuvieron que ir a la calle Prolongación y José Ortiz, en la colonia Mariano Matamoros. Encotraron los cadáveres de tres hombres, últimados a balazos. Dos eran muy jovenes de 20 años de edad y de 17. Fueron indentificados como Juan Manuel Cortez López y Luis David Cortez López respectivamente. Del tercero, los policías solo lograron averiguar que se llamaba Carlos, tras interrogar a vecinos del lugar.

El último homicidio del que tomaron conocimiento las autoridades fue del que les avisaron a los municipales a las 10 con 10 minutos.
Fueron a la avenida Mutualismo e internacional en la zona norte de la ciudad, donde vieron que tirado en la calle, boca arriba un hombre del cual tampoco supieron su nombre. Solo reportaron los municipales que un testigo dijo que 2 hombres y una mujer llegaron a bordo de una camioneta Ford Explorer verde y fueron los que abrieron fuego para terminar con la vida de la victima y 24 violentas horas en Tijuana.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: