DETIENE LA PEP «AL GIL»

Por Vicente Calderón/Nora Leticia García.
Tijuana, 29 de diciembre de 2009.

Uno de los sujetos identificados por las autoridades como asesino y secuestrador a las ordenes de Teodoro García Simental fue detenido por la Policía Estatal Preventiva en Ensenada.

Se trata de Luis Gilberto Sánchez Guerrero, alias «el Gil», un expolicía municipal de Tijuana, sospechoso de atacar a sus propios compañeros.

El hombre de 29 años fue exhibido ante los medios de comunicación en Tijuana, apenas unas cuantas horas después de su arresto, ocurrido a las 7 de la mañana en la colonia Moderna de la ciudad portuaria.

Sobre su detención la Secretaría de Seguridad Pública del estado explicó que agentes del grupo de intervención especial de la policía estatal preventiva implementaron un operativo en las inmediaciones de dicha colonia que concluyó con su captura.

De acuerdo al reporte de las autoridades, el indiciado tenía en su poder un arma de fuego tipo escuadra calibre .38 mm con un cargador y una SN calibre 5.7 también tipo escuadra de las conocidas como “matapolicías”, detalló la dependencia, así como 3 cargadores, 58 cartuchos útiles y un vehículo Ford Expedición 2003.

Según la SSPE, “El Gil” también es señalado de haber participado en los asesinatos de varios agentes municipales en Tijuana. Además informaron que Sánchez Guerrero estaba al frente del grupo que el pasado mes de octubre pretendió atentar contra el secretario de Seguridad Pública de Tijuana el teniente coronel Julián Leyzaola. Cabe recordar que esto último fue descubierto por autoridades, cuando encontraron unidades tipo militar y armamento.

También se dio a conocer que el ahora detenido, tiene a su mando más de 10 células de la organización de “El Teo”, quien presuntamente se dedicaban a asesinatos, ajustes de cuentas, protección a “tienditas”, secuestros, entre otros.

Finalmente se informó que “El Gil”, en poder de una patrulla de la policía municipal, ayudó a “El Muletas” a escapar del enfrentamiento que se dio entre agentes federales y supuestos esbirros de “El Teo”. Estos hechos ocurrieron en octubre del 2007, en el ahora desaparecido restaurante “Mariscos Godoy” que se encontraba localizado muy cerca del crucero de la 5 y 10 en Tijuana.

Las autoridades estatales y federales lo buscaban por diferentes delitos como secuestro, homicidio, homicidio en grado de tentativa así como portación de arma de fuego, entre otros.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: