CAPTURAN A 18 SECUESTRADORES

Comunicado SSP. México, D.F. 4 de Diciembre del 2009. T.P.

Derivado de las investigaciones de gabinete y de campo, la Policía Federal logró desarticular a una célula de “La Familia Michoacana”.

Se trata de la banda encabezada por Ricardo Pérez Rivas, alias “El Yankee”, vinculado directamente con otro de los principales operadores de la misma organización, de nombre Arnoldo Rueda Medina, alias “La Minsa”, detenido el 11 de julio del presente.

Asimismo en esta acción se logró la liberación de una víctima de secuestro y la detención de un total de 18 integrantes de “La Familia Michoacana”.

Como muestra de su peligrosidad y la capacidad operativa de esta estructura delictiva, llevaron a cabo el secuestro simultáneo de 5 familias originarias de Guadalajara, Jalisco, a finales de noviembre de este año, cuando se dirigían a visitar la reserva de la mariposa monarca, en las inmediaciones del municipio de Angangueo, en el estado de Michoacán. Las mantuvieron en cautiverio alrededor de 36 horas, hasta que fueron cumplidas sus exigencias.

Ricardo Pérez Rivas, estaba al frente de las operaciones delictivas en varios municipios de Michoacán, Querétaro y Estado de México. Secuestraba a empresarios dueños de aserraderos y de centros nocturnos, así como a comerciantes de otros giros, por quienes exigían fuertes cantidades de dinero: un modo de operar similar al de otros jefes de “La Familia Michoacana”.

Investigaciones realizadas por la Policía Federal han permitido establecer que Ricardo Pérez Rivas, de 28 años de edad, es originario de Zitácuaro, Michoacán.

Algunos de los delitos que se le imputan son los siguientes:

Secuestro y extorsión
Tráfico de drogas en su zona operativa
Compra de armamento para realizar sus actividades ilícitas
Compra y venta de automóviles robados
Reclutamiento de personas para integrarse a la organización criminal “La Familia Michoacana”
Al momento de su detención, este grupo de “La Familia Michoacana” mantenía secuestrada a una persona, quien fue privada de su libertad el primero de diciembre del presente año.

La víctima fue interceptada mediante un retén implementado por presuntos secuestradores, quienes indicaron ser “policías” y posteriormente se identificaron como integrantes de “La Familia Michoacana”.

Además, se le atribuye la comisión de al menos 8 secuestros.

Las víctimas eran mantenidas en cautiverio en inmuebles rentados, que se ubicaban en los municipios de Jilotepec, Tuxpan, Acambay y Contepec, en el Estado de México, durante un periodo aproximado de dos semanas.

Los cobros de los rescates se realizaban en diversos municipios de Michoacán, como Zitácuaro, Angangueo y Contepec. Los cobros eran en efectivo y en especie (con vehículos y joyas).

La detención de “El Yankee” y otras 18 personas ocurrió el 3 de diciembre de 2009, cuando elementos de la Policía Federal realizaban trabajos de inspección y vigilancia.

Cabe mencionar que durante el trayecto para ubicar una casa de seguridad de la organización delictiva, se detectaron tres vehículos que fueron señalados por los primeros detenidos como propiedad de “La Familia Michoacana” y a sus tripulantes como integrantes de la misma.

Al arribar a la casa de seguridad, en el municipio de Epitacio Huerta, se detuvo 4 personas. Una de ellas portaba un arma de fuego, ya que mantenían secuestrada a una víctima de 64 años de edad.

Por lo anterior, Ricardo Pérez Rivas fue trasladado a la Ciudad de México junto con las siguientes personas, probables responsables de secuestro, extorsión y delitos contra la salud:

Víctor Manuel Moreno Barrera, alias “El Chabelo”, de 23 años de edad, originario de Tlalnepantla, Estado de México, de escolaridad secundaria. Su presunta función era la de encargado de la plaza de Jilotepec, Estado de México, y además participaba en los “levantones”.
Juan Estrada Medina, alias “El Güero”, de 29 años de edad, originario de Zitácuaro, Michoacán, de escolaridad secundaria. Su presunta función era ser “puntas”, abrían paso y monitoreaba las zonas de operación, además participaba en los “levantones” y cuidaba a las víctimas.
Héctor Fernández Granados, alias “Don Héctor”, de 37 años de edad, originario de Angangueo, Michoacán, de escolaridad preparatoria trunca. Su presunta función dentro de la organización criminal era la de vigilar y monitorear la presencia de autoridades en los municipios de Jilotepec y Acambay, en el Estado de México.
Eliezer salas aguirre, alias “el furcio y/o el chespiro”, de 37 años de edad, originario del poblado de yeguas, parácuaro, michoacàn, de ocupacion taxista y empleado de farmacia, su funcion dentro de la organización criminal era la de levantar y cuidar a las víctimas.
Ángel Galindo Corona, de 44 años de edad, originario del distrito federal, su función dentro de la organización criminal era proveer de lo necesario a los cuidadores dentro de la casa de seguridad.
Luis Emmanuel Lujano Rosales, de 26 años de edad, originario de Zitácuaro, Michoacán, de escolaridad licenciatura trunca en Derecho, de ocupación asesor jurídico. Su presunta función dentro de la organización era la de “halcón” (vigilante).
Jaime Padilla Aranda, alias “El Padilla”, de 37 años de edad, originario de Los Reyes, Michoacán, de escolaridad secundaria concluida; de ocupación coordinador de una asociación campesina. Su presunta función dentro de la organización era la de “halcón” (vigilante).
José Trinidad Padilla Aranda, alias “El Comandante Padilla”, de 38 años de edad, originario de Morelia, Michoacán, de escolaridad pasante de Derecho, de ocupación encargado de protección ciudadana dentro de la SSP del estado de Michoacán. Su presunta función dentro de la organización era ser “halcón” (vigilante).
Maribel Pérez Cabrera, alias “La Mari”, de 26 años de edad, originaria de zitácuaro, michoacán, escolaridad secundaria. su función era ser “puntas”, organizaba las operaciones al jefe de la banda ricardo pérez rivas alias “el triste”.
Victoria Marín Gutiérrez, alias “La Vicky”, de 27 años de edad, originaria de Zitácuaro, Michoacán, escolaridad secundaria incompleta. su función era ser “puntas”, y realizaba los cobros de las extorsiones.
Maritza López Girón, alias “La Mari”, de 27 años de edad, originaria de Tecpan de Galeana, Guerrero, de ocupación comerciante, su función dentro de la organización criminal, era la de cuidar a las víctimas de secuestro.
Rocío Solache Ramírez, de 32 años de edad, originaria del Distrito Federal, escolaridad preparatoria trunca, ex policía municipal de maravatio, michoacán, su función dentro de la organización criminal, era la de cuidar a las víctimas de secuestro.
Jesenia Hernández Blancas, alias “La Jessy”, de 19 años de edad, originaria del rancho el mortero, ocampo, michoacán. su función era ser “puntas” y además proveía de alimentos y ropa a los cuidadores de las víctimas de secuestro.
Aidali Esmeralda Parente Moreno, alias “La Plebecilla”, de 21 años de edad, originaria de Mazatlán, Sinaloa. su función era realizar los cobros de las extorsiones, cuidar a las víctimas de secuestro y ser “puntas”, además era pareja sentimental del jefe de la banda delictiva ricardo pèrez rivas (a) “el triste”.
Verónica Santos García, alias “La Vero”, de 34 años de edad, originaria de Tuzantla, Michoacán, escolaridad segundo de secundaria. su función era ser “puntas” y participaba en los “levantones”.
Ericka Hinojosa Tafoya, de 18 años de edad, originaria de Zitácuaro, Michoacán, escolaridad de secundaria. su función era ser “puntas”, abrían paso y monitoreaba las zonas de operación.
Maricruz “N” de 17 años de edad, originaria de Zitácuaro, Michoacán, escolaridad de secundaria, su función era ser “puntas”, abrían paso y monitoreaba las zonas de operación.
Diana “N” de 15 años de edad, originaria de Zitácuaro, Michoacán, escolaridad primero de secundaria. su función era ser “puntas” y acompañar al jefe de la banda.
De igual forma, se les aseguró lo siguiente:
Una camioneta Nissan, Titán, modelo 2007, de color blanco, con placas de circulación ZE-51334, del estado de Zacatecas,
Una camioneta Ford Lobo Harley Davidson, color negro, con placas de circulación MI-86677, del estado de Michoacán.
Un vehículo Nissan Tsuru, color blanco, con placas de circulación 687-VTG.
Una camioneta Ford F-150, modelo 1992, cabina y media, de color blanco, con placas de circulación 961-VWX, del Distrito Federal.
Una camioneta Jeep Cherokee, color azul, sin placas de circulación.
Una camioneta Dodge Journey, color negro, con placas de circulación 990-WTG, del Distrito Federal.
Dos armas de fuego tipo pistola
Dos cargadores con un total de 16 cartuchos útiles
13 equipos telefónicos, diversas marcas.
Diversas identificaciones y documentos.
Con acciones como éstas, la Secretaría de Seguridad Pública federal reitera su compromiso en la lucha permanente de combate al delito de secuestro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: