VOLUNTARIO O A LA FUERZA

Por Daniel Ángel

Tijuana, B.C., 2 de diciembre 2009, T.P.- De aprobarse por el Congreso estatal, el programa de retiro voluntario para recortar 1000 plazas laborales terminaría el primer trimestre del próximo año y de no lograr la meta se podría recurrir a » una medida dolorosa» que consiste en el recorte directo, afirmó el mandatario estatal José Osuna Millán.

«Los trabajadores que se apeguen a este programa recibirán las prestaciones de ley correspondientes con una aportación económica extra que representa nueve a doce meses de salario» dependiendo la antiguedad, explicó, mientras que los despedidos al pasar este programa sólo obtendrán lo que marca la ley.

Con este recorte de empleados de confianza, agregó, se planea pagar de poco más de 100 millones de pesos y se busca que el ahorro a mediano plazo alcance los 180 millones de pesos porque uno de los gastos más significativos es el del personal.

Además de esta medida, señaló el gobernador, hay ajustes como la fusión de dependencias entre las que se cuentan el fideicomiso del corredor 2000 con la secretaría de desarrollo urbano, por dar un ejemplo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: