IDENTIFICAN A 3 PERSONAS ASESINADAS

Por Vicente Calderón
Tijuana, B.C. 5 de noviembre de 2009

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) identificó a las dos personas, cuyos cadáveres fueron abandonados en la calle 8, muy cerca de las oficinas de la policía municipal.

Se trata de Mario Uriarte González quien contaban con 39 años de edad y de Julio Martín Camacho Armas de 22 y cuyos cuerpos fueron descuartizados y dejados con un «narcomensaje» dirigido al Secretario de seguridad pública Julián Leyzaola Pérez.

De acuerdo a los datos proporcionados por las autoridades, Uriarte tenía antecedentes penales en Estados Unidos por asuntos de narcotráfico y lesiones.

Sobre el caso de Camacho sólo indicaron que era originario de Tijuana y que fue identificado por sus familiares.

También informaron que la persona que había sido asesinada y cuyo cuerpo fue dejado colgando en un puente por la caseta de cobro de la carretera de cuota a Tecate se llamaba José Alfredo Murrieta Camarena de 52 años y originario de esta frontera. Fue identificado por la esposa y una de sus hijas, informó Fermín Gómez titular de la unidad estatal contra la delincuencia organizada.

Gómez dio a conocer que encontraron que Murrieta se dedicaba a actividades ilícitas a pesar de que sus parientes refirieron que se dedicaba a la compra y venta de autos usados.

Este caso llamó particularmente la atención, debido a que unas cuantas horas después de que se descubriera el cadáver colgando de un puente, cerca de la carretera de cuota Tijuana – Tecate, las autoridades ya tenían a tres presuntos responsables del homicidio, sin embargo no podían identificarlo.

Fue el 17 de octubre cuando el cuerpo fue localizado con la lengua y dos dedos mutilados, y los presuntos responsables fueron detenidos, tras el ataque a policías ocurrido sobre el Boulevard Benítez en el crucero con Lázaro Cárdenas, cerca de la gasera.

Para el 29 de octubre el cuerpo de Murrieta Camarena seguía en calidad de no identificado en la morgue, pero ese día las autoridades informaron que otros dos detenidos, en otro enfrentamiento con policías municipales, también estaban relacionados con su homicidio.

No fue sino hasta este 5 de noviembre que las autoridades dieron a conocer su identificación.

En los dos casos de homicidio se especuló que se trataba de informantes de la policía, los dos primeros de la municipal y en el caso de la persona colgada cerca del boulevard 2000, de la PGR, sin embargo la autoridad estatal indicó que no tenía información en ese sentido.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: