CALAVERAS EN LOS ANGELES

Por Vicente Calderón

Los Angeles, California 3 de noviembre de 2009.

Quien piensa que la celebración del día de muertos es netamente mexicana esta atrasado.

Nadie niega que el origen del día de muertos tiene ya prácticamente denominación de origen mexicano, pero en la unión americana, los «hispanics» ya la han hecho propia como forma de reconocimiento y celebración de sus antepasados, lejanos y recientes.

La fiesta con la huesuda es ya una tradición en lugares como en Canoga Park en el condado de Los Angeles y todos los fines de semana cercanos al 2 de noviembre

se convierten en un verbena popular en una comunidad que en el pasado estaba más cerca de la industria Porno, que florecio en «El valle» como dicen los angelinos, pero que hoy no puede ocultar la influencia mexicana.

Diversos artistas pintan efímeras obras de arte sobre el asfalto de la cuadras que son cerradas a la circulación vehicular, sobre la avenida Sherman Way. La gente camina entre la muerte. Bueno, entre las representaciones de la muerte, que con gran colorido dan vida al festejo al aire libre.

Por supuesto no faltan los puestos donde se vende toda clase de figuras e imágenes con las que algunos se quieren pasar de vivos, especialmente con los precios.

Hay camisetas con la calaca, «encarnada» en el papel del chavo, o la chilindrina, o del heroico Chapulín colorado. Hay figurines de cerámica donde la muerte se viste con sarape y sombrero de charro, o de plano esta «empinando el codo».

Los niños pueden recortar y pintar esqueléticas máscaras lo mismo si los pequeños, tienen sangre mexicana, que si son más blancos que las calacas que colorean.

Las imágenes son de la edición del 2007, pero este año en que el «mero» día de muertos cayó en domingo, y el clima animó a los vivos, no fue la excepción.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: