PIDE JUSTICIA CUÑADA DE POLICÍA ASESINADO

Por Daniel Angel

Tijuana, B.C., 2 octubre 2009, T.P.-«Nosotros le decíamos que renunciara, que había otros trabajos, que estaba exponiendo su vida por lo que estaba pasando y no, nunca quiso».

Son palabras de Javier Pacheco Briceño, hermano del policía municipal Gabriel Pacheco Briceño, asesinado el día miércoles junto a dos compañeros y despedido hoy con honores.

Para Javier, el sacrificio de su hermano valió la pena y murió como un buen policía, aunque dijo, tenía temor salir a trabajar.

Para el hermano del occiso, los policías municipales no tienen la capacidad para enfrentar a los criminales que por lo tanto, «se van por los más débiles».

Aparte, Elsa Hinojosa, cuñada del agente Fernando Silva Mulato, pidió justicia para el uniformado que dejó dos hijos huérfanos de padre.

«Ya basta, somos muchas familias las que estamos sufriendo, dejó a mi hermana sola con sus hijos», relató la mujer entre lágrimas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: