PROTESTAN POR LA DETENCION DE PRESUNTOS AGRESORES DE POLICIAS

familiares de detenidosfotoEsta mujer se desvaneció cuando familiares y amigos de tres jóvenes detenidos y acusados de participar en una serie de ataques contra policías reclamaban justicia frente a las instalaciones policiacas.

Son residentes de la colonia Ignacio Zaragoza, sitio donde fueron capturados Ricardo Jauregui, Guillermo Soto y Hector Santiago, el sábado pasado. Poco antes varios patrulleros habían sido balaceados en Otay.

En sus pancartas acusan al Secretario de seguridad pública y al alcalde de permitir la tortura de sus familiares que aseguran, se encuentran en el cuartel Morelos hasta donde fueron llevados por los municipales.

Eran unas 40 personas entre niños y adultos. Primero estuvieron en la comandancia de la calle 8 y luego frente al edificio conocido como C2 en la zona del Río donde controlan las cámaras de vigilancia.

Ellos no creen las declaraciones de Julián Leyzaola, secretario de seguridad quien asegura que los detenidos son mecánicos o trabajadores de la construcción que también trabajan como sicários del crimen organizado por 300 dólares a la semana. Así lo declaró el jefe policiaco tras informar de la detención y asegurar que varios de ellos reconocieron su participación en la agresión a los oficiales.

Pero el grupo compuesto por las madres, los hermanos, amigos y vecinos de los tres jóvenes dicen que la historia es muy distinta a como la contó el Teniente Leyzaola.

El hermano de uno de los detenidos dijo que solo exigen un trato justo y sin torturas y que las autoridades cumplan con la ley.

El miércoles por la mañana planean manifestarse nuevamente, ahora frente al edificio de la PGR.

Anuncios