EL TIJUANENSE NO ES VIOLENTO

profesor villacorta fotoEl tijuanense por naturaleza no es violento ni deshonesto, pero el fenómeno de la inmigración desmedida hacia esta ciudad ha hecho que la tranquilidad con la que se contaba en la Tijuana de antes se haya perdido, manifestó Mario Ortiz Villacorta, cronista de la ciudad.

Ortiz Villacorta mencionó que la ciudad crece cada 10 años al doble y este crecimiento ha establecido situaciones muy difíciles de controlar para las autoridades.

“Hemos perdido tranquilidad, aquella forma conservadora de ser, el tijuanense antiguo era al mismo tiempo conservador, dinámico, moderno y tradicionalista, parece contradictorio pero así era”

Comentó que antes se vivía en una ciudad en donde todos se conocían, y en donde la confianza era el principio de la convivencia.

Ortiz Villacorta enfatizó en que a pesar de que se ha perdido esa tranquilidad, los tijuanenses tienen la fuerza suficiente y capacidad necesaria para reconquistar una buena parte de lo que fue antes la ciudad, pero para eso se necesita que la sociedad participe en la toma de decisiones.

“Necesitamos que la sociedad participe más en la organización de la vida pública, que la gente se organice colonia por colonia, y participe en la toma de decisiones, en la presentación de propuestas y en la vigilancia de la realización de los programas de trabajo” finalizó el cronista de la ciudad.

2 comentarios en «EL TIJUANENSE NO ES VIOLENTO»

  1. Que nostalgia recordar esa Tijuana, que apenas ayer ahi estaba, yo no soy de aqui, pero siento a Tijuana como mia, y la quiero y respeto, porque mi familia y yo no nos hemos quedado ni un dia sin comer, y me duele mucho lo que estan haciendo con ella esos malnacidos que solo vienen a delinquir y destruir, pero asi es la migracion feroz e indiscriminada, ya nos arrebato nuestra ciudad, esa ciudad generosa, hospitalaria y noble……..Lastima!!!!!!!!!

  2. nacido tijuanense 1000% desgraciadamente asi es mi ciudad a dejado de ser lo que fue alla por la decada de los 80’s y 90’s yo sali de tijuana en 1991 y era todo muy tranquilo no se escuchaba hablar de los carteles de sinaloa que gracias a ellos le han partido la madre a la ciudad con eso de los asesinatos secuestros en fin de todo tanta gente que a llegado de afuera nomas a delinquir a crearle la mala imagen que tiene la ciudad todo esto se lo debemos a la gente forenos en especial a los sinaloenses que no tienen respeto por la tierra que pisan algun dia volvere a mi tierra que tanto extrano saludos desde los angeles ca

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: